Canción para Arrullar al niño Dios

229 Vistas

0% 0 Rates
229 Vistas
1 año atrás
0%

Vistas:229

Agregado: 1 año atrás

Si eres amantes del tradicional «Arrullo» al Niño Dios, entoces te invitamos a disfrutar de ‘Canción para Arrullar al niño Dios’, una canción infantil creada con una temática de las tradiciones más clásicas.

Letra y vídeo de la Canción para Arrullar al niño Dios

A la rorro Niño, a la rorro ro,
que viniste al mundo sólo por mi amor.

Esos tus ojitos ya los vas cerrando,
pero estas mirando todos mis delitos.

A la rorro Niño, a la rorro ro,
que viniste al mundo sólo por mi amor.

Las lágrimas tiernas son prueba que me amas,
pues padeces penas, niñito de mi alma.

A la rorro Niño, a la rorro ro,
que viniste al mundo sólo por mi amor.

Por cuna te ofrezco mi fiel corazón,
mas no lo merezco y te pido perdón.

A la rorro Niño, a la rorro ro,
que viniste al mundo sólo por mi amor.

No hagas pucheritos, duerme padre amado,
que mi cruel pecado os causa conflictos.

A la rorro Niño, a la rorro ro,
que viniste al mundo sólo por mi amor.

A dolor me mueve ver dos animales,
que finos y leales tu amor los conmueve.

A la rorro Niño, a la rorro ro,
que viniste al mundo sólo por mi amor.

Quisiste por nombre llamarte Jesús:
como padre amante tú me diste luz.

A la rorro Niño, a la rorro ro,
que viniste al mundo sólo por mi amor.

Recibe gustoso este rorro ro,
que muy placentero te lo ofrezco yo.

A la rorro Niño, a la rorro ro,
que viniste al mundo sólo por mi amor.

Mi querido Padre, Mi Dios, Mi Señor,
que sufres alegre del frío el rigor.

A la rorro Niño, a la rorro ro,
que viniste al mundo sólo por mi amor.

En el crudo invierno tú, mi dios, naciste;
de todas mis culpas ya me deprimiste.
A la rorro Niño, a la rorro ro, que viniste al mundo sólo por mi amor.

Delicias del mundo son pena y pesar,
por eso el Eterno se quiso humanar.

A la rorro Niño, a la rorro ro,
que viniste al mundo sólo por mi amor.

En la gloria te cantan angélicas voces,
para que te duermas y del sueño goces.

A la rorro Niño, a la rorro ro,
que viniste al mundo sólo por mi amor.

Coros celestiales con su dulce acento,
canten la ventura de este nacimiento.

A la rorro Niño, a la rorro ro,
que viniste al mundo sólo por mi amor.